domingo, 8 de abril de 2012

Clausura del evento

Un año más, y ya van tres.

Me deja muy buen sabor de boca el poder ver como el evento ha crecido progresivamente, en esta edición hemos contado con veintiséis participantes que han venido desde todos los rincones de nuestra tierra aragonesa.

Son muchos los motivos por los que tenemos que sentirnos orgullosos de este evento.

Azuara ha demostrado tener un tacto cultural exquisito, hemos conseguido atraer a visitantes que, desde fuera de nuestra frontera, han venido de propio tanto a concursar como a ver la exposición o la magnifica conferencia que nos brindaron Javier Peña, José Miguel Pinilla y Jaime Carbonel. A todos los que se han acercado les hemos podido decir: En Zauríl, apostamos por la cultura como motor de desarrollo.

Ahora, que todo ha pasado y todos respiramos más tranquilos, es momento de agradecer a todos aquellos que han colaborado con este evento.

Enhorabuena a los ganadores de esta edición, sois unos verdaderos artistas.

Gracias a Javier Peña, Jaime Carbonel y José Miguel Pinilla. Hay veces que, en tan difícil empresa como es la promoción cultural (altruista) uno siente ganas de tirar todo por la borda, conocer a gente como ellos nos da las fuerzas para aguantar unos cuantos mazazos más.

Gracias a todos los participantes, azuarinos y forasteros que han dedicado su tiempo y dinero apostando por este evento. Vuestra colaboración ha sido vital para este certamen. ¡Todos os merecéis un premio!

Gracias a todos aquellos que habéis venido a la exposición RDA2012 y a la conferencia Azuara Zagrí. Entre todos hacéis posible que este evento siga adelante año tras año. Poder ver un aforo como el que pudimos presenciar en la conferencia zagrí, tan inesperado como agradable, es un empujón que rebate ese malestar que a veces nos envuelve cuando pensamos que en Azuara no se apuesta por la cultura, ahora ya sabemos que si se quisiese funcionaría.

En general, sigo con la esperanza de que un dia la cultura será el patrón base de la identidad Azuarina, hasta entonces seguiremos apuntalando el tejado a la espera de que lleguen las vigas que nos protejan de la tormenta del abandono.

Gracias y hasta el año que viene, estaremos ahí.


Rubén López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada